Dentro de una habitación de espejos con iluminación tenue solo podrás vislumbrar el brillo dorado de pequeñas linternas cilíndricas y, durante medio minuto, tu silueta desaparecerá.

La instalación ‘Infinity Mirrored Room – Aftermath of Obliteration of Eternity’, es una de las seis experiencias de espejo infinito creadas por la artista de culto japonesa, Yayoi Kusama, la cual se exhibe en Bellagio Gallery of Fine Art, en Las Vegas.

Dentro de la exposición itinerante se presenta el ‘Narcissus Garden’, el cual vio la luz por primera vez en 1966, como parte de una presentación no oficial en la 33ª Bienal de Venecia. Las esferas plateadas están hechas de plástico e interpretan un tipo de “narcisismo en venta”.

Narcissus Garden

Aunado a estas dos maravillosas instalaciones, recorrerás una colección de pinturas y esculturas hechas a mano por el artista contemporánea, fotos históricas y videos de sus acciones artísticas de los 60.

La obsesión de Kusama con la “obliteración” es evidente a lo largo de la muestra. El texto en el muro de la galería cita a Kusama diciendo: “Al destruir el YO individual, uno regresa al universo infinito“.

Si visitas esta imperdible muestra, ten por seguro que alterarás tu percepción de las cosas y, de la vida en sí, además de preguntarte: ¿hay algo que viene de la destrucción total?

Kusama es una de las artistas femeninas más reconocidas a nivel global y su propuesta artística debuta por primera en Las Vegas.

Si estás de viaje por esta ciudad que nunca duerme, deberías echar un vistazo a tu alma con esta instalación.