Un propósito de Año Nuevo que está en la lista de muchas personas después de las fiestas decembrinas, es ponerse en forma a través de ejercicio y una dieta sana que ayude a nuestro cuerpo a regresar a una condición física saludable.

Con la importancia de la dieta para hacer de este propósito una realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha compartido recomendaciones que pueden ayudar en tu propósito 2019 de mejorar tu alimentación para impulsar vida más saludable.

Variedad
Ningún alimento contiene por completo la diversidad de nutrientes que nuestro complejo cuerpo necesita (con la excepción de la leche materna para bebés), por ello debemos procurar una alimentación con variedad de ingredientes frescos y nutritivos de acuerdo a nuestra edad y estilo de vida.

Sin sal
¿Conoces a alguien que le pone sal a los alimentos antes de probarlos? Este es uno de los problemas de salud más comunes a nivel mundial que representa una alta en la presión arterial y un factor de riesgo para enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

En promedio las personas consumen el doble del límite recomendado por la OMS de 5 gramos (equivalente a una cucharadita) por día y es importante comenzar a decirle adiós a la sal, porque está ya se encuentra en muchos de los productos que consumimos cotidianamente.

Sin azúcar
Cada vez encontramos en el supermercado opciones libres de azúcar en nuestros insumos, sin embargo aún hay mucho por hacer y tener fuerza de voluntad, siendo conscientes que una lata de refresco puede contener hasta 10 cucharaditas de azúcar.

Al igual que con la sal, es importante ver el valor nutricional de los alimentos que ingerimos.

Alcohol, sólo para brindar

De acierto con la OMS no existe un nivel seguro de consumo de alcohol. Así que es importante tomar nota de cómo reacciona nuestro cuerpo y cómo nos sentimos para tomar con responsabilidad.

Beber en exceso puede causar efectos a largo plazo como daño hepático, cáncer, enfermedad cardíaca y enfermedad mental.

¡Cuida de ti este 2019!