Si planeas tu boda esta primavera, enero es el momento perfecto para ir definiendo los detalles importantes, como el vestido. Para ir con la tendencia de esta temporada, te contamos los detalles que serán un plus en tu vestido.

Volantes en puños, mangas y escotes, dan a los vestidos un aire de frescura además de aportar movimiento a la silueta. Las sedas son perfectas para estos cortes que queda perfecto.

Los vestidos minimalistas, que llevan algunas temporadas dentro de la tendencia, son perfectos para bodas sencillas. Se caracterizan por carecer de adornos exagerados y por la delicadeza en sus líneas y costuras imperceptibles. El blanco intenso es el color perfecto para un vestido minimalista.

Detalles espectaculares como grandes moños en las mangas, brocados en la espalda o kimonos con transparencias sobre el vestido son detalles creativos para una pieza sencilla pero con un toque memorable, sin sobre cargar el outfit.

a14bc65d23d7f08b23d68c7ab812e785--french-wedding-ivory-wedding

Dos piezas. Fuera de los vestidos tradicionales, llegar al altar es arriesgar y una forma de demostrarlo es un atuendo nupcial en dos piezas. Ya sea pantalón o falda que se integre con la prenda superior o lo contrario, diferencia de texturas para acentuar la división.

Las capas son una romántica forma de reinterpretar el velo de novias y también la oportunidad de acentuar en la cabeza un sutil tocado. Las capas a los hombros pueden ser elegantes, bohemias o divertidas según los gustos de la novia.

50dde99c52153b12f2a302002b8cd6dd  novia

captura

De lo minimalista a lo romántico, cada pieza nupcial debe tener el toque y sentimiento de la novia. Los accesorios como las flores son el toque extra a un atuendo que debe ser perfecto para un día perfecto.

¡Que vivan los novios!