La concepción del arte es tan diversa como la población del mundo, pero Marina Abramovic siempre ha causado controversia por sus aportaciones y propuestas artísticas, y su última creación son macarrones que saben a ella.

1507144409700-Screen-Shot-2017-10-04-at-31205-PM.png

Captura de pantalla 2017-10-25 a la(s) 3.15.55 p.m. 1507144505102-Screen-Shot-2017-10-04-at-31158-PM.png 1507144521096-Screen-Shot-2017-10-04-at-31215-PM.pngLa artista del performance, a través de una asociación con la marca de postres Kreëmart, hizo una exhaustiva investigación para ofrecer a quienes busquen los objetos de arte comestibles, la experiencia de conocer y probarla, en sentido figurado.

El sabor contiene aromas y sabores que le remiten a su vida y ascendencia: “El olor del café estaba en todos los lados de la casa. Entonces recuerdo el olor de albahaca fresca, tomillo, semillas de cardamomo y olores exóticos de viajes que tomé después, recuerdos de explorar volcanes y cascadas, y este sentimiento temprano en la mañana cuando veo la línea del mar juntarse con el océano, y el océano encontrándose con el cielo. Todo esto, en este macaron de mí”, afirma.

Para adquirirlos puedes ingresar al sitio de Lauree, ya que posiblemente solo se venden en Milán, LA, Tokio y Nueva York.

¿Se te antoja saber a qué sabe Marina Abramovic?