Texto por Ana Pazos

El miedo es una emoción que todos tenemos y necesitamos; es normal tener miedo a los cambios, al éxito, al fracaso, sentir incertidumbre sobre qué pasará. La buena noticia es que puedes aceptar que el miedo es un hecho de la vida, enfrentarlo y entrenar a tu mente para cambiar tu manera de pensar y de actuar. Todo empieza controlando esa voz en tu cabeza que dice: “Mejor NO cambies nada, podría ser un error”.

worried-girl-413690_1920

Uno de los miedos más comunes es el temor al cambio, y es nuestro peor enemigo cuando nos proponemos hacer algo diferente, pero tú eres el único que puede ponerle un alto a esa voz interior que actúa como un freno. Para evitar que te domine, debes alimentar la voz del pensamiento positivo, de la fuerza y de la confianza en ti mismo. Empieza a liberar esta negatividad de tu vida porque lo único que hace es aprisionar tus inseguridades.

Cuando corremos un riesgo o entramos en territorio desconocido, tu labor es experimentar el miedo y aceptarlo, para que no te impida de progresar en tu vida. La próxima vez que te ataque el miedo, piensa: “Puedo afrontar lo que sea, ¿qué tendría que temer?” La respuesta es “NADA”.

Ahora que ya sabes que el miedo no desaparece y que puedes educar a tu mente para que tus pensamientos estén a favor y tu confianza se fortalezca, tu relación con el miedo al cambio va a cambiar. Aquí algunas verdades:

• Nunca desaparecerá

• La única manera de temer a algo nuevo es haciéndolo.

• No solo tú sientes miedo frente al cambio, a todos nos pasa.

• Vencerlo asusta menos que vivir con él.

Panic-Attack-and-Depression

¿Cómo usar el coaching para enfrentar el miedo?

El coaching te reta para pensar de una manera diferente, a cambiar, a tomar conciencia y cuestionar tu manera de ver las cosas para abandonar el papel de víctima y salir de tu zona de confort.

Justificarse y buscar culpas ajenas por cómo vivimos y sentimos no sirve para nada. Lo que tienes que hacer es buscar nuevas formas de pensar y comportarte desde tus emociones más positivas. Sigue estos pasos:

1. Toma conciencia de que todos vivimos y actuamos movidos por el miedo, esto es normal. Lo que no es normal es que te detenga y no te deje conseguir lo que quieres.

2. Haz una lista y date cuenta de tus fortalezas y debilidades; tus necesidades y deseos te ayudarán a mover tus temores a tu favor.

3. Gestiona tus pensamientos, échale ojo a tu diálogo interno (la voz del miedo y la de la seguridad). Para modificar el patrón de pensamiento, anticipa las posibles consecuencias negativas, identifica este pensamiento para detenerlo. Alimenta tu pensamiento positivo preguntándote: “Si no tuviera miedo, ¿qué haría ahora?”.

4. Deja de resistirte al cambio, deja de buscar excusas, de culpar a los demás y disfrutar tu zona de confort. El mejor camino no es el más lógico.

5. Crea nuevos hábitos que mejoren tu calidad de vida y migren todos tus pensamientos negativos al lado positivo.

6. Busca inspiración en personas con historias de superación, quienes han realizado cambios y tuvieron éxito.

7. ¡Actúa! El coaching dirige sus resultados hacia el cambio y la acción para los pensamientos limitantes que ya no sirven y que te impiden de crecer. Define un plan de acción semanal.

8. Toma decisiones porque los resultados vienen de un conjunto de pequeñas acciones; al generar aprendizajes aumentará tu seguridad y tu confianza. No hay opción perfecta, así que no esperes tomarla, pero sí toma en cuenta que cualquier cambio trae buenas consecuencias, no te niegues a ellas.

9. Sé valiente. Para alcanzar lo que quieres tienes que enfrentar el miedo a actuar de forma más consciente y buscar nuevas posibilidades.

10. Visualiza qué quieres y cómo te vas a sentir cuando lo logres.

11. Identifica el peor escenario. Cuando haces una previsión de y buscas los elementos necesarios para superarlo, eliminas los miedos que no te dejan llegar a tu objetivo.

12. Sé responsable de tu vida, de tus acciones y de sus resultados, no dejes que el miedo al cambio se vuelva un elemento tóxico en tu vida que causa parálisis y victimización. Acuérdate que el protagonista de tu vida eres tú, después tú y al final tú. Si quieres estar satisfecha con tu vida y alcanzar objetivos, deja de pensar que alguien va a sacarte de tus problemas.

BaoHan4ever-14

Para agarra vuelo, responde estas preguntas:

• ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

• ¿Cómo sería tu vida?

• ¿Qué quieres hacer con tu miedo?

Toma un compromiso para desafiarlo.

 

LIBROS SUGERIDOS:

“Aunque tenga MIEDO hágalo igual”, Susan Jeffers.

“Coraje”, Debbie Ford Aguilar.

¡Nos leemos en dos semanas!