El tenista escocés a sus 31 años anunció su retiro de este deporte a nivel profesional como consecuencia de las lesiones que ha sufrido en los últimos meses.

Al anuncio de su retiro, Andy Murray, señaló que “donde me gustaría poner fin a la competición es en Wimbledon, pero no estoy seguro de que vaya a poder hacerlo. Creo que hay posibilidades de que el Abierto de Australia sea mi último gran torneo“, por lo que probablemente se despida de las canchas en Australia.

En enero de 2018, el deportista se sometió a una operación de cadera que le ha provocado molestias que afectan su salud y rendimiento. “Puedo jugar. Puedo ser un jugador, pero no puedo aguantar partidos largos. Es muy duro, ya no me divierto. Hablé con mi equipo para llegar hasta Wimbledon pero no tengo claro si es posible pasar este momento delicado”, declaró.

El tenista deja su carrera con marcas importantes como el primer puesto de la ATP antes de que las lesiones le cortaran una racha triunfal; Hasta la fecha, dos títulos de Wimbledon, un US Open, 14 torneos de Máster 1000, dos oros olímpicos y una Copa Davis.

Para el mundo del tenis es una noticia triste que extrañará su técnica y performance apasionados e impecables en la cancha.