En el rostro existen 57 músculos y por lo menos utilizamos 17 para sonreír. El rostro es una de las partes que menos se ejercitan conscientemente y requiere cuidados no sólo en la piel, sino al interior.

El método de yoga facial contribuye a que los músculos del rostro no pierdan flacidez y se encargan de realzar, levantar y tonificar la piel logrando disminuir las arrugas.

Comienza el año con una rutina de estos ejercicios, pueden ayudarte a estimular la microcirculación de la cara, con lo que se fortalecen las células y con lo que se genera una absorción máxima de nutrientes del torrente sanguíneo a nuestra piel.

Para hacer esta actividad física, puedes comenzar por realizar ejercicios básicos como muecas, sonrisas, e incluso masajes mientras realizas la aplicación de mascarillas.

En YouTube puedes encontrar tutoriales que detallan paso a paso cómo encontrar benéficos ejercicios de yoga facial enfocados en eliminar arrugas verticales o corregir la tensión del mentón.

A continuación, te compartimos algunos canales en los que podrás encontrar más ejercicios y trabajar en la salud de tu rostro más allá del cuidado de tu piel.