Cuando hablamos de viñedos, el entorno condiciona la calidad del fruto e influye en el resultado final para obtener un vino de cualidades excepcionales.

Casas vinícolas hay muchas, pero no todas respetan la tierra como la bodega española Bosques de Matasnos, llamada así debido a que los antiguos propietarios deforestaron el interior de un bosque y emplearon burros para sacar la madera; no obstante, debido al gran esfuerzo y a las altas temperaturas muchos asnos murieron dando nombre a la zona.

Su quinto vino: Bosque de Matasnos Tempranillo Malbec 2014, es procesado de forma responsable con el medio ambiente y creado al sur de la provincia de Burgos a 950 metros de altitud y con extensión de 33 hectáreas de viñedos.

La importancia en el cuidado del planeta, interviene directamente en la calidad de uva y del vino. La evolución hacia climas más extremos en todas las estaciones del año tiene su incidencia y esta casa vinícola está muy consciente de ello.

El cambio climático, según Jaime Postigo, máximo responsable de la bodega, “es algo que nadie discute y que afecta a todos los procesos en el campo, que se han tenido que adaptar con nuevas técnicas y tecnologías para paliar su influencia. Sin embargo, es verdad que las zonas más altas, como la nuestra, se ven menos afectadas por ello”.

“Usamos la uva Malbec como mejorante de nuestros vinos. Se adapta perfectamente a la altitud. En toda la Ribera del Duero solo hay 27 hectáreas de Malbec y nosotros tenemos 5,5 hectáreas. Es una cifra relevante, porque tener el 20 % de este tipo de uva en toda la denominación de origen, para una bodega relativamente joven, es algo que nos hace sentir muy orgullosos”.

Descubre el sabor de Bosque de Matasnos Tempranillo Malbec 2014 y encuentra un sabor balanceado en cada nota, resultado de un riguroso cuidado no sólo en la cosecha, sino en el medio ambiente.

Su precio aproximado es de 1,355 pesos y lo puedes adquirir aquí.