Estar tras las rejas no tiene que limitar la creatividad y el trabajo, esto lo comprueba la marca que sus piezas son confeccionada por mujeres presidiarias.

CR0-1024x683   CR4 scandanavias-coolest-new-brand-is-made-by-female-prisoners-body-image-1479151898

Carcel_brand-new-3

Carcel_brand-new-1

Tras visitar varias prisiones de mujeres en Kenya la diseñadora, Verónica D Souza, tuvo la idea de crear la firma textil sostenible Carcel con sede en Dinamarca. Su primera colección de prendas fue presentada en la Semana de la Moda en Copenhague y demostró que la visión de la moda no tiene fronteras ni está limitada por las grandes marcas.

CR1

Actualmente, su primera colección fue confeccionada por mujeres presas de Cusco, Perú que tejen lana de alpaca de alta calidad que sigue los patrones creados por un equipo de moda danés. Cada pieza lleva el nombre de la mujer que la confeccionó en la parte interior.

CR3

La elección sobre Perú no es arbitraria, ya que Verónica buscaba un sitio en el que se creara un textil de alta calidad; que las mujeres supieran tratarla y tejerla, y sobre todo, que en ese sitio del mundo hubiera altos índices de encarcelamiento femenino ligado a la pobreza extrema.

Captura-de-pantalla-2016-08-31-a-las-18.32.18

Las mujeres que participan ganan 15 dólares por cada prenda que realizan.