La séptima edición de Gala de Danza, un festival de música y artes escénicas creado por Christina Lyon, se llevó a cabo el pasado 6 de abril en el hotel Viceroy en Los Cabos; previo al evento estelar que contó con bailarines de varias partes del mundo, formamos parte de diferentes actividades y experiencias llenas de inspiración.

La primera parada fue una cena en Flora Farms, un lugar fascinante tanto por su estética como por su atmósfera completamente orgánica. Durante el evento de bienvenida, pudimos conocer a fondo varios de los artistas de la gala, entre ellos Jorge Viladoms, pianista mexicano que representa a la marca Rolex, también a los alumnos de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey y a Mariana Carrillo quien, en palabras de Christina Lyon, es la musa que inspiró la creación de este evento, el cual busca ser una plataforma en la que alumnos y artistas profesionales puedan convivir tanto en el escenario como en clases magistrales y actividades como esta cena.

En nuestro segundo día de actividades en los Cabos, caminamos unas calles para llegar al estudio Danza Tellez de la maestra Lulú,quien impulsa a niños en situaciones vulnerables por medio de su fundación “Danza que da esperanza”, en el lugar se encontraba ensayado parte del elenco y las alumnas invitadas de Monterrey. Pudimos percatarnos del esfuerzo, disciplina y coraje que se debe de tener para ejercer este arte, donde se requiere de un gran rendimiento físico, actitud e incluso lagrimas, un momento muy emotivo que nos preparaba para el espectáculo.

Otra de las experiencias que tuvimos fue la proyección del Documental BalletNOW, con la presencia del director, Steven Cantor, quien interactuó con los invitados y habló de la intenso seguimiento en los cinco días en los que se rodó este filme que sigue la rutina de la bailarina principal del Ballet de Nueva York, Tiler Peck.

Cuando llegó el día de evento principal, nuestra expectativa era grande y no nos decepcionó de ninguna forma, de inicio a fin, cada acto denotaba la minuciosa dedicación de cada involucrado.

La escena musical corrió a cargo del soprano de ópera, Yamel Kuri, y del tenor ,Diego Silva, quienes se llevaron la noche con su magnífico dueto, sin dejar de lado la impactante acústica que se formó con el acto de William de Close, quién deslumbró con su Earth Harp. 

Los bailes latinos corrieron a cargo de Yulia Zagoruychenko y Riccardo Cocchi, quienes encendieron la noche con sus estudiados y armoniosos movimientos, mientras que en la escena internacional los bailarines internacionales Julián Mac Kay, Avery Gay y Marcus Sarjeant nos dejaron boquiabiertos. Para cerrar la noche, se llevó a cabo un homenaje con mariachi y bailes mexicanos en memoria del fallecido, Francisco Barrena, un jinete maestro y antiguo residente de Los Cabos.

Gala de Danza brinda toda una experiencia multicultural que debes vivir al menos una vez.