Texto de Ana Pazos

¡Hola amigos de Glits! 

Se han preguntado qué tan seguido terminan el día con ansiedad o si esperan el fin de semana con ansias pero llega el domingo y su cabeza ya está en el escritorio, pensando en pendientes del trabajo. Si hay momentos en los que sienten que el trabajo ocupa toda su vida y que no les queda tiempo ni de tomar un respiro, hay una explicación detrás de estas emociones: no hay equilibrio entre la vida y el trabajo.

vigor-y-vitalidad

Entender cómo equilibrar todas las áreas de tu vida requiere atención, planificación y mucho cuidado. Estos son mis 5 consejos básicos para que encuentres el equilibrio y te liberes del estrés:

  1. Manejar el tiempo 

De acuerdo con el coaching existen varias áreas importantes en la vida y aprender a separar y manejar el tiempo de cada una no solo te brindará equilibrio, sino también  satisfacción. Organízate dando un espacio en tu agenda a cada cosa que te de calidad de vida:  hobbies y diversión,  actividades para cuidar tus relaciones (con amigos, pareja y familia) y actividades profesionales (pendientes, finanzas, planeación) y personales (salud, ejercicio, alimentación). Tu agenda es tu meta de la semana ¡Diséñala a tu favor!

Relaxing-Time

  1. Decide dónde están tus prioridades

Manejar tu tiempo te ayudará a programar cada actividad pero también debes asegurarte que estas actividades se cumplan en el tiempo que determinaste en tu agenda. No des prioridad siempre al trabajo o regresarás al hoyo negro.

Closeup photo of woman locked in chain typing on laptop

Closeup photo of woman locked in chain typing on laptop

  1. Dile “no” a la procrastinación

Dejar todo para después es el camino más rápido para perder el equilibrio. Ponte metas realistas y prémiate cada vez que logres alguna en tiempo; cuando menos te des cuenta ya va a ser algo automático, porque además el compromiso es solo contigo y por tu bien.

Female teenager student sleeping in classroom

  1. Elimina las distracciones

Sí, todo lo que te quite tiempo de calidad. Minimizar las distracciones evita que estés haciendo cosas de trabajo en horas extra o que dejes de hacer cosas personales que sí eran importantes. Desactiva las notificaciones del celular, salte de las redes sociales, aléjate de las personas tóxicas, y las platicas negativas que no te llevan a nada. Crea un espacio de trabajo productivo que alimente tu concentración y creatividad.

avoid-toxic-employees-pre-hire-assessments

  1. Practica mindfulness

Mindfulness significa ser consciente del momento y estar presente de manera continua, sin juzgar, aceptando tal y como es el momento presente, no importa si hay alegrías o dificultades. Aprender cuánto resultan útiles nuestros pensamientos y cuándo nos están llevando por mal camino hacia el estrés (es el primer paso); puedes llevar un registro de todas las veces que te dejas llevar y te alejas de tu concentración, así vas reconociendo y eliminando lo nocivo.

Side view of woman sitting in lotus position on lakeshore with focus on stack of stones

Aquí te dejo un ejercicio para que empieces hoy con estos beneficios. Te propongo que cada día le dediques 10 minutos, ¡pon una alarma en tu celular para no olvidarlo!

Ejercicio de atención plena:

Puedes hacerlo en cualquier momento del día. El objetivo es enfocar toda tu atención en la respiración durante 5 a 10 minutos para aprender a estar presente aquí y ahora.

  1. Siéntate cómodamente, con la columna erguida.
  2. Inhala y exhala suavemente sintiendo qué parte de tu cuerpo se activa en cada respiración (¿tú abdomen, tu estómago, tus pulmones?).
  3. Practica inhalar y exhalar en 3 segundos.
  4. Aumenta con cada respiración un segundo hasta que logres inhalar profundamente en 6 segundos y exhalar con calma en 6 más.

Resultado de imagen para ejercicios de respiración

Te sugiero que revises el libro de Gill Hasson: “Mindfulness eficaz. Pequeños ejercicios para vivir y trabajar mejor”, que tiene 100 ejercicios prácticos para controlar el estrés y ser más productivo.

¡Nos leemos en dos semanas!