Todo el que tiene la oportunidad de viajar a Bélgica, sabrá que las papas fritas son parte de su guía culinaria, pues la ubicación geográfica de Bélgica, al noreste de Europa, lo convierte en el país de la Unión Europea con las condiciones ideales para su cultivo y así exportar al mundo un producto delicioso y único.

En la Ciudad de México, el pasado 19 de febrero se realizó una celebración de bienvenida a Belgapom, una asociación reconocida por la industria belga de comercio y procesamiento de papa en el hotel St. Regis de la Ciudad de México con la presencia de Romain Cools, Secretario General de Belgapom y CEO de World Potato Congress Inc, su excelencia el Sr. Antoine Evrard, Embajador de Bélgica en México y Philippe Muyters, Ministro de trabajo, economía y deporte en Bélgica.

Sr. Antoine EvrardRomain Cools

Un invitado muy especial a esta fiesta que unió a México y Bélgica, fue su divertido y cómico embajador ‘James Bint’, un personaje animado que comparte la historia de las papas por el mundo y su lema: ¡Eat belgian fries!

Belgapom comparte que la demanda de papas fritas belgas aumentará considerablemente y quieren asegurarse de que para los próximos años y generaciones se siga disfrutando su producto alrededor del mundo.

Philippe Muyters

De esta forma, los cultivos belgas llegan a nuestras mesas en México a través de papas fritas con un sabor y frescura únicos que deleitan los sentidos.

Visita su sitio web.