Son tantos los usos que se le han dado al gas natural que algunos no podrían imaginar el avance de la sociedad sin él, aunque Ámsterdam ha comenzado a mostrar señales de que sí es posible.

Captura de pantalla 2017-01-20 a las 10.20.10 AM

Tras la firma del Acuerdo de París, en 2017 la capital holandesa desconectará de la red de gas natural alrededor de 10 mil viviendas, acto que se suma a la renovación de dos barrios con hogares que no requieren de este servicio.

Resultado de imagen para ámsterdam

Para 2020 se estima que más de 100 mil viviendas tampoco requieran de esta infraestructura y así continuar combatiendo el cambio climático. Para 2050 se espera hablar de una zona 100% “libre de emisiones de CO2″.

Las empresas eléctricas y energéticas también deberán adaptarse a través de un nuevo modelo de producción, para llegar a ser la primera ciudad del mundo en implementar esta medida ecológica.  

Resultado de imagen para ámsterdam

“Una red alternativa alimentada con la energía restante de la industria, y también la derivada de la quema de basuras en dispositivos específicos” hará funcionar los hogares, explican los portavoces del ayuntamiento holandés. El Museo de Hermitage y el Jardín Botánico son sólo algunos de los lugares que ya han recurrido a este tipo de prácticas que, a su vez, reducirán el número de seísmos en Groningen.

Resultado de imagen para Museo Hermitage