Son muchas las iniciativas que se generaron a partir de los sucesos del 19 de septiembre, sin embargo, pocas de ellas lograron cuajar y cumplir con sus objetivos a largo plazo.



Existen esfuerzos como el de Huerto Roma Verde, un espacio comunitario, que desde el inicio sirvió hasta el 29 de septiembre como refugio temporal, comedor comunitario, así como centro de acopio, con el objetivo de apoyar a todos los afectados dentro y fuera de CDMX, y que con su plan de voluntarios logrará seguir ayudando. unnamed-11

Su iniciativa juntó más de 5,100 personas en la primera semana de registro; personas dispuestas a seguir ayudando en las siguientes semanas, desde fotógrafos, arquitectos, médicos, chefs y otras ocupaciones que participarán en alguna de las dos fases de su plan de apoyo: la primera, limpieza de escombro, y la segunda, reconstrucción de viviendas en localidades de Oaxaca, Morelos, Puebla y CDMX.

Además de sus propuestas para los afectados, el Huerto cuenta con talleres como el de tintes naturales y el de parmacultura, en el que se explora la aplicación de manera consciente de los principios de diseño que proponen soluciones integrales a los desafíos sociales, económicos y ecológicos.

Estar unidos como sociedad es indispensable, pero también estar bien organizados, no solo como resultado de una tragedia, es lo que Huerto Roma Verde demuestra.

Aún puedes inscribirte al programa de Voluntarios dando click aquí.