Hay quienes que tienen la facilidad de conciliar el sueño, dormir a la hora propuesta y tener ciclos de descanso muy saludables, también existen los que simplemente no pueden hacerlo ni contando ovejas; por esa razón, exploramos hasta encontrar una alternativa que podría ayudar a tener un descanso más satisfactorio y conciliar el sueño: la música.

168077_orig

Para conseguir ese efecto somnífero, nuestro cerebro se debe encargar de procesar la melodía. El doctor y director Alejandro Ferrero y la doctora en biología Mónica González del Instituto Ferrero de Neurología y Sueño en Buenos Aires, han descrito cómo “Los tonos llegan a la corteza temporal y prefrontal, el ritmo a la corteza parietal y cerebelo —ambas asociadas al movimiento— y la letra a las corteza sensitiva, visual, motora y a las áreas relacionadas a lo emocional”.

Por su parte, la doctora Cecilia García Malo, especialista en neurología en el Instituto del Sueño, detalla cómo la música “Se puede emplear para lograr la relajación, concentración y ayudar a vaciar la mente de algunos pensamientos antes de ir a dormir”.

Pero eso no significa que toda la música es la ideal para conciliar el sueño, la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos afirma que un descanso satisfactorio va de una velocidad de 60 a 80 pulsaciones por minuto, “más común entre la música clásica, el jazz o el folk”. Escuchar rock u otros géneros, podrían tener un efecto más estimulante que somnífero.

Tras cada vez más investigaciones científicas sobre el sueño, Oxford Journals ha realizado un playlist con las canciones utilizadas en algunos estudios para probar el poder de la música en el tratamiento para la relajación.

También te compartimos una creada por Spotify para que descanses como se debe. Basta como escuchar 45 minutos de música antes de dormir, que es el tiempo promedio que necesitaron los participantes de un estudio para conciliar el sueño.

¡Ya sabes qué escuchar esta noche!