La capital finlandesa es una referencia mundial por sus políticas públicas en materia de educación y seguridad, entre otros rubros importantes para sus habitantes. Ahora, la ciudad modelo, presenta la nueva era de uno de sus espacios culturales más emblemáticos, el Museo Amos Rex.

Este museo se encuentra bajo tierra y uno de sus principales atractivos luce sobre el recinto, saliendo del nivel del suelo cinco cúpulas de ventana de hormigón repartidas por la plaza Lasipalatsi.

Este proyecto comenzó en el 2013, cuando el Amos Anderson Art Museum comenzó a buscar un nuevo espacio para expandirse desde su torre de oficinas de la década de los 20, pues no contaba con una gran iluminación para exhibir arte. El resultado fue un proyecto que fusiona la estética y funcionalidad.

Si visitas Helsinki, este museo es una experiencia magnífica, ubicado en el barrio cultural donde se encuentran otros importantes espacios como el Museo de Arte Contemporáneo Kiasma, el Museo Nacional de Finlandia y el Museo de Arte de Helsinki.

¡Tómalo en cuenta para tus próximas vacaciones!