Millones de comensales esperan cada año una de las temporadas más representativas de la gastronomía que se entrecruza con el folclor y la historia de México.

El chile en nogada, platillo poblano por excelencia y representativo manjar de la alta cocina mexicana, es un sinónimo de tradición y baluarte de la historia de nuestro país, razón por la que Hugo Minutti, chef de Casa Barroca —uno de los restaurantes contemporáneos más emblemáticos de Puebla— nos explica por qué este platillo trasciende en nuestra cultura.

ch1

“Parte importante de nuestra labor es rescatar los sabores y privilegiar el modo de preparación de un platillo tan representativo de nuestra gastronomía y del espíritu mexicano, el cual se ve exaltado desde el momento en que llega a tu mesa”, comparte el chef, con el propósito de que en cada uno de sus ingredientes, colores y sabores, las recetas se mantengan vivas para que lleguen inalteradas a las nuevas generaciones.

HugoMinutti

Desde los registros de la creación de este platillo que data de 1821, han surgido opiniones diversas; sin embargo, se encuentra una coincidencia entre los amantes de la buena cocina que lo consideran un platillo único que demuestra la maestría de quien lo prepara, pues el balance entre sabores dulces y salados debe ser preciso; de lo contrario, podría desencantar a quien lo pruebe.

ch2

Para el Chef Hugo Minutti el secreto está en esperar la temporada ideal: “Se debe dejar que la nuez y la granada (ingredientes fundamentales del chile en nogada) tengan la maduración perfecta, para cuidar los niveles de acidez en el plato”. Cada ingrediente debe seleccionarse cuidadosamente para que el resultado vaya más allá de una comida: “debe ser una experiencia que nos acerque a nuestro pasado y a los sabores que nos han sido heredados”.

Tradicionalmente disfrutado en el marco de las fiestas patrias por sus ingredientes, colores y sabores, lo más importante es encontrar la opción ideal y Puebla abre sus puertas para deleitar con su gastronomía, especialmente con el chile en nogada, platillo que en Casa Barroca brinda una auténtica celebración patria para el paladar.

Casa Barroca: 7 Oriente No. 205 Col. Centro, Puebla, Puebla.