Más de 1000 familias de pacientes activos del Instituto Nacional de Pediatría se beneficiaron con la entrega de útiles escolares dentro de las instalaciones del mismo, a través de la labor de Las Libélulas del Alma, Voluntariado del Patronato del INP el pasado 29 de agosto.

Con esta iniciativa, se hace posible que las donaciones lleguen a las familias de los pacientes en donde también Fundación Devlyn realizó por segundo año, una campaña de apoyo a los niños y sus padres en la obtención de lentes y estudios de la vista gratuitos.

Para motivar este camino de regreso a clases y dar inicio a este ciclo, Max Sanz develó su obra “Rafael” en el marco de esta entrega, dando un significado a el paso de la enfermedad a la cura, dando esperanza a las familias, reforzando la confianza en la victoria.

Un regreso a clases y apoyo que alienta a los pacientes a seguir sus sueños que también fue posible gracias al apoyo de donantes y patrocinadores como Waldos, Whitaker, Soriana, Costco, Fibra Danhos y Bimbo.