El creador de la red social más popular del mundo, Mark Zuckerberg, quien controla casi el 60% de los votos de los inversionistas, está en la mira de la junta de la empresa y presionan por su renuncia como presidente de la compañía.

Los inversionistas, entre ellos tres gobiernos estatales de Estados Unidos, se reunieron en Nueva York para proponer la postulación de un “presidente independiente de la junta” para procurar un manejo más transparente tras los escándalos de Cambridge Analytics que han generado una caída en la bolsa del valor de Facebook por unos US$37,000 millones.

Hay que recordar que Cambridge Analytics obtuvo sin consentimiento abierto, los datos de más de 50 millones de usuarios, interfiriendo en las elecciones estadounidenses de 2016, a través de un ‘test de personalidad’ que jugó un papel importante en la opinión pública e interferencia política.

Los estados de Illinois, Rhode Island y Pensilvania, como inversionistas, proponen esta reestructura que garantice un correcto y transparente manejo de la empresa, promoviendo la salida de su creador que revolucionó el mundo digital.

Tal vez no se acerca el final de Facebook, pero podría representar una salida histórica en el mundo de los negocios.

¿Logrará Zuckerberg librar esta batalla?