A través de su fundación Food for Soul, el italiano Massimo Bottura, conocido como el mejor chef del mundo, ha comenzado un proyecto que planeó por años desde un viaje realizado a México, con el objetivo de evitar el desperdicio de alimentos, creando conciencia sobre el tercio de alimentos que son desechados a nivel mundial mientras millones de personas sufren de hambre.

De la mando de su esposa, Laura Gilmore, Massimo ha creado esta asociación sin fines de lucro con la que busca evitar el desperdicio de alimentos y la inclusión social.

Esto lo hace posible a través de la búsqueda de aliados en las regiones donde abre estos comedores comunitarios, como en Milán y Brasil, donde operan con éxito sus centros creados por su fundación para brindar alimento a personas en situación de calle.

La sede de este centro en México, será en Mérida y seguirá un modelo en el que la comida se realizará con productos desechados por restaurantes y hoteles, no hablando de sobras, sino de alimentos que por golpes o detalles, no son utilizados, pero mantienen calidad.

Hasta el momento, Bottura confirma que los aliados con los que trabajarán son la cocina de The Palace Resorts en conjunto con Jabib Chapur, vicepresidente de Alimentos y Bebidas, es parte indispensable del proyecto. Además, invitarán a chefs de otros estados del país para difundir este proyecto.

Aún se desconoce la ubicación específica, pero Massimo continúa reuniendo fondos a través de la realización de cenas para hacer posible este comedor comunitario en 2019.

Un admirable ejemplo de cómo puede transformarse una industria y ayudar a quien más lo necesita. Enhorabuena.