Octubre recibe al otoño con celebraciones místicas como el Día de Muertos en México y las famosas ‘lunas más bellas’ del año.

Este fenómeno de observación por el que muchos creen que la Luna de octubre está más cerca, se debe al perigeo, que es el punto de mayor cercanía entre el astro y la Tierra.

Otro factor es que la Luna no tiene atmósfera, por lo que la separación de su parte iluminada y la oscura es muy nítida desde nuestro planeta. De lo contrario, esta se vería borrosa y con un ligero resplandor.

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), cada día la Luna aparece unos 50 minutos más tarde, pero cerca del equinoccio de otoño este tiempo se reduce a unos 30 minutos porque el inicio de la estación coincide con una trayectoria orbital del satélite en la que forma un ángulo estrecho con el horizonte.

El 24 de octubre será la noche que mayor esplendor alcanzará la visibilidad de la Luna, así que levanta la mirada al cielo y disfruta de la maravillosa vista que ofrece.