Texto de Emilio Farfan

Después de un año de éxito ininterrumpido y lleno total, como podemos comprobar todos los días al pasar por la estratégica esquina que ocupa Rosa Negra en Masaryk, una vez más se anota otro acierto al haber logrado conseguir la certificación obligatoria para importar y ofrecer a su exigente clientela el corte Kobe Beef, el producto culinario japonés más exclusivo, cotizado y prácticamente venerado por todo los foodies y sibaritas del mundo.

Esto representa un hito en la escena gastronómica mexicana, ya que de momento sólo existen 5 restaurantes en todo el país con dicha certificación, otorgada únicamente a aquellos establecimientos que son aceptados como miembros de la Kobe Beef Federation y Rosa Negra es uno de ellos. Incluso en estos días recibirá la estatuilla Cabeza Dorada que distingue a este restaurante.

Desde luego, esta es una estupenda noticia dirigida a los fanáticos de la carne ya que aparte de los magníficos platillos de proporciones muy vastas en cantidad y espectacular presentación de su cocina muy latinoamericana, ya pueden disfrutar también allí el exclusivo corte Kobe Beef.

Por demás está, enfatizar que esta carne única ofrece una textura de intenso marmoleo con brillo y color; una suavidad fuera de serie y exquisito sabor, gracias a que las reses son criadas únicamente en Japón con cuidado extremo y alimentación rica en cereales y cerveza, reciben constante masajes con sake y como resultado se obtiene un producto cárnico con altos estándares de calidad como lo exige la Kobe Federation.

De cualquier manera, aquí te presentamos algúnos mitos y realidades sobre este famoso corte tan cotizado como deseado.

Mitos

1.-Carne Wagyu y carne Kobe es lo mismo

2.- A México solo puede entrar carne Wagyu, pero no Kobe

3.-Todas las reses consideradas Kobe alrededor del mundo reciben la certificación

4.- Se puede exportar en masa la carne Kobe

5.- A las reses de carne Kobe se les cría como a cualquier otra res

6.- Entre más roja sea la carne Kobe, es más fina

7.- El marmoleo del Kobe se considera excelente desde elo grado 1

Realidades

1.-Wagyu es la familia genérica del ganado del cual derivan diferentes razas, entre estas el linaje de reses Tajima, de donde viene la carne exclusiva Kobe

2.- Por supuesto que en México está disponible la carne Kobe mediante establecimientos certificados

3.- Unicamente se le otorga la certificación a las reses nacidas en Japón y criadas en la prefectura de Hyogo

4.- Sólo se exporta al mundo 80 ejemplares al mes

5.- Reciben trato y cuidado personalizado con una alimentación específica

6.- La carne Kobe se distingue por su marmoleo, a mayor intensidad es más fina la carne

7.- El marmoleo debe ser superior a partir del grado 6. En Rosa Negra se tiene el grado máximo que va del 10 al 12.

No puedo pasar por alto o dejar de comentar que este restaurante nos sorprendió a todo mundo, desde que llegó hace año y medio a la avenida más cotizada de México para convertirse en hotspot de la escena culinaria capitalina y en un sitio de lo más trendy, animado y con inmejorables expectativas que finalmente te dejan con una especial sensación satisfactoria.

Su fórmula de presentarnos un repaso por varias gastronomías de América Latina, como la peruasna, la chilena, argentina y desde luego la mexicana, pegó con tubo y se quedó como un menú para todo gusto que permite reconocer algunos ‘clásicos’ ya, como sus tuétanos que son realmente un festín en tamaño y sabor.

Nada como su pulpo a la brasa, el bacalao negro, las patas de cangrejo rojo de Alaska, langostas, conchas y ceviches con extremada frescura. No puedes perderte allí los encantos de la cocina nacional como las croquetas de carne con chile poblano y espejo de nogada coronado con chapulines, como su versión particular del chile en nogada deconstruido y desde luego los imperdibles tacos de carnitas de pescado.

Para rematar, los postres son de proporciones casi podría decir que descomunales, pero que no le permiten a uno decir que no.

Y si de mixología se trata, la barra y sus protagonistas son conocidos por la variedad amplia de cocteles que halagan al más exigente, como sus gins que están sinceramente de aplauso general.